domingo, 19 de marzo de 2017

Miserable Compañía

Hace largos ratos,
no le escribo a mis fantasmas,
aquellos,
que me hacían daño.

Hace tiempo,
no están a mi lado,
me dejaron,
sin decirme por cuánto.

Ya no están,
que me han dejado,
sin remitente,
se marcharon.

A veces,
los extraño,
sobre mi espalda,
riendo de mis ganas.

A veces,
hacen falta,
elocuentes visionarios,
de fiesta cada madrugada.

Y si me leen,
debo recordarles,
que aquí tienen presente,
recuerdos, de su miserable compañía.
Copyrighted.com Registered & Protected 
1ARI-HJA7-O0KK-JYJB
Publicar un comentario