jueves, 26 de enero de 2017

Versión 2.0

Mi musa no da espera,
arrebato entre tinieblas,
casi todo puede lastimar,
tu vida y la mía atestiguarán.

Entre cambios por albergar,
elegimos reconciliar,
nuestra espera,
sin entender que esperar.

Contra viento y mareas,
sin dejar de pensar,
a pesar de la comodidad,
nos elegimos sin aparentar.

Lo creo,
no vale apostar,
por un corazón quebrado,
nuestro miedo puede dominar.

Entretanto la cotidianidad,
nos quiere convencer,
que así debería ser,
cada paso que se da.

Yo te ofrezco,
solo un poco de fé,
mis defectos que enseñan,
como debo actuar.

Yo te ofrezco,
escucha y serenidad,
compañía,
albergar.

Yo te ofrezco,
solo un poco más,
días donde nada parecerá cambiar,
recompensas entre risas y olvidar.

Yo te ofrezco,
caricias, besos,
algunos lamentos,
pero siempre bienestar.

Yo te ofrezco,
mis días sin soledad,
letargos programados,
conclusiones con alegría.

Yo me ofrezco,
completo,
construcción deseo,
antes de claudicar.

Tú, conmigo,
para ser nosotros,
juntos,
con nuestros ellos,
y todos los demás.
Copyrighted.com Registered & Protected 
OMSY-ZNQS-ARKO-A72A
Publicar un comentario