domingo, 22 de octubre de 2017

ɪrreɡʊɫarɪs

Lo que está roto,
no puede,
volverse a quebrar,
lo muerto,
no vivirá.

Mis deudas pasadas,
no podré conciliar,
solo intentar,
no volverme a engañar.

Mis temores,
se llaman fantasmas,
me acongojan,
acompañan.
Se malinterpretan cuando quieren,
los cuido,
cuando,
me conviene.

Mis días no son igual,
aun me siento a fumar en el sofá,
despierto,
pensando qué llegara.

En medias,
ahora,
me gusta caminar.
Copyrighted.com Registered & Protected 
NS9E-FVPQ-LNSK-3XCR
Publicar un comentario