lunes, 18 de septiembre de 2017

Nada

Cuando todo se apaga,
oscurece y envuelve,
no logras ver,
más allá de tu nariz.

Las noches son áridas,
las estrellas se asfixian,
promesas que engañan,
el tiempo se alarga.

Cuando nada persiste,
nada insiste,
casi todo sucumbe,
y el miedo aletarga.

Despiertas una mañana,
cualquiera entre tantas,
te reflejas en el espejo,
sin reconocer partes de tu cara.

Lo sientes dentro,
algo no encaja,
la vida ya no pasa,
el temor te da revancha.

Y es intensa,
esa sensación,
que renueva esperanza,
porque nada te derroto.
Copyrighted.com Registered & Protected 
QZEO-L1I2-NKDW-CHYP
Publicar un comentario