sábado, 3 de junio de 2017

Que, sin ti...

Tan difícil que parecía,
no podía creer,
que perderte seria,
la calma que no tenía.

Mi orgullo dominando,
el final de aquellos días,
donde esconderme de mi,
era mi mayor agonía.

Tan amargo fue,
intentar no comprender,
que el sol me acogía,
mis alas renacían.

Que, sin ti,
los días llegarían,
salvajes, eternos,
tan llenos de alegría.
Copyrighted.com Registered & Protected 
O5JG-WP9D-VSZK-5FSW
Publicar un comentario