viernes, 14 de abril de 2017

de la Mano

Déjame tocar,
tu piel desnuda,
blanca como la luna,
suave y sin disfraz.

Déjame llenar,
tus instantes quietos,
cada parte,
de tu cotidianidad.

Déjame recitar,
versos sin duda,
escúchame,
sin conjurar tus miedos.

Déjame llevarte,
de la mano y acompañar,
cuando el sol regale,
días sin sueño.
Copyrighted.com Registered & Protected 
JKAB-ID0E-YVDD-V3SW
Publicar un comentario